3 Tecnologías móviles que terminaron siendo un fracaso

Códigos QR
Las famosas matrices de puntos son un buen ejemplo de tecnología muy fácil de aplicar pero de escasa utilidad. ¿Qué es lo que acaba provocando algo así? Que quienes están más alejados de la tecnología de consumo, y de hacia dónde se están moviendo los usuarios, la implementen en cualquier lugar, sin pararse a pensar en si es algo verdaderamente práctico. Así, ayuntamientos y todo tipo de empresas han ido incluyendo códigos QR en carteles y folletos publicitarios invitando al ciudadano a que explore algo más desde su smartphone.

¿En qué falla esto? A veces, ni siquiera se explica qué ocurrirá si utilizamos el código QR, simplemente se estampa en una esquina y se espera a que el lector tenga las ganas, el tiempo y la curiosidad de utilizarla. Otras veces, no se da un valor añadido. Por ejemplo, enlazando el código QR a la imagen de un cartel... en el propio cartel.

Hay ocasiones en las que sí tiene algo más de sentido usar códigos QR: descarga de aplicaciones sin necesidad de hacer la búsqueda en la tienda, por ejemplo. Pero esta característica llegó al resto del mundo cuando en Japón ya estaba obsoleta, salvo para usos determinados. Nunca ha alcanzado, ni de lejos, las expectativas que levantó con su llegada a los smartphones.
tecnologías fracasadas


Cámaras 3D

En 2010, algunas filtraciones apuntaban a lo que era realmente innovador: Sharp llevaba las cámaras 3D a los smartphones. Pero lo innovador no siempre acaba siendo un acierto, y varios fabricantes que abrazaron esta tecnología pueden dar fe de ello. De hecho, la moda de montarlas en smartphones no tuvo demasiado recorrido. El HTC Evo 3D fue uno de los más famosos dispositivos en incorporar una cámara (dos, mejor dicho) 3D. También el LG Optimus 3D.

Hoy, nadie instala cámaras 3D en sus smartphones. Fue una tecnología que pasó con mucha más pena que gloria, y que rápidamente desapareció. Ni Sony, ni Nokia, ni HTC, ni Samsung, ni... Nadie apuesta por ellas ahora mismo. Quizás más adelante (quizás, insisto), pero desde luego los últimos tres años no han sido el momento para implementarlo con éxito. Más que tecnologías fracasadas, aquí hablamos de algo que se fue tan rápido como vino.

Desbloqueo facial


Una de las características estrella de Android 4.0 Ice Cream Sandwich era la del desbloqueo facial. Apuntando con la cámara hacia nuestra cara, el sistema detectaba nuestro patrón y se desbloqueaba. Muy cómodo, decían. La realidad fue otra: se tardaba bastante más que en deslizar el dedo o introducir el patrón de desbloqueo, gastaba más batería, y por las noches, sencillamente, no funcionaba. Además, el sistema quedó en ridículo cuando se demostró que podía ser burlado con Paint y lo llevó directamente al listado de tecnologías fracasadas.

Como suele ocurrir, la rumorología apuntó a que Apple también acabaría implementando esta característica en sus dispositivos iOS. Y lo cierto es que eso es algo que no hemos visto, y que seguramente tampoco veremos.

0 comentarios:

iOSdroides Group. Con tecnología de Blogger.