Wiko Cink Five, análisis


El mercado está ciertamente saturado de opciones entre las que elegir a la hora de comprar un smartphone. Dentro de cada gama hay una oferta a menudo inabarcable para aquellos que necesitan un teléfono solvente dado un presupuesto fijo.

Las alternativas chinas son una opción real y creciente. Cada vez contamos con más y mejores fabricantes desembarcando en Europa, con apuestas fuertes en calidad a precio contenido. Es el caso de Wiko y su Cink Five, un teléfono de 5 pulgadas digno de tener en cuenta.

Haciendo un repaso rápido por sus especificaciones, nos encontramos con una pantalla HD (720p) de panel IPS, movidas por un procesador de cuatro núcleos a 1.2 GHz acompañados de 1GB de RAM y 4 GB de memoria interna con posibilidad de ampliación. Lleva una cámara de 8 megapíxels, tiene una batería de 2.000 mAh y funciona sobre Android 4.1.2 (Jelly Bean).


Wiko Cink Five, diseño y pantalla


El Wiko Cink Five es, como nos deja ver su nombre, un terminal en las cinco pulgadas de diagonal, que se mueve en el estándar marcado por la gama alta este año, aunque en unas dimensiones menos ajustadas.

El acabado del terminal no es excelente, aunque sí muy cómodo. Sus 10.7 milímetros de grosor de trasera curvada y de tacto gomoso lo hacen caer perfecto en la mano, donde sus esquinas redondeadas ayudan. Sus 153 gramos tampoco son pocos, aunque debido a su tamaño la sensación global es de ligereza.

Nos encontramos un frontal con botones capacitivos, no integrados en la interfaz de sistema, lo cual no es necesariamente algo malo. Unos botones laterales poco sobresalientes son su primera gran pega en el diseño, pues se mantienen planos respecto al marco cromado, lo que hace que sean difíciles de encontrar al tacto, lo que hace que tengamos que mirar el terminal para pulsarlos hasta que nos hacemos completamente a ellos, cosa que puede no llegar a suceder.

El Cink Five cuenta con sus dos únicos puertos (Jack de 3.5mm y microUSB) en su parte superior, con el altavoz centrado en la parte trasera, lo que es también una contra. La tapa trasera se retira, dándonos acceso a su batería extraible de 2.000 mAh, a dos ranuras de tarjeta SIM de formato completo. Otra más para la microSD de hasta 32 GB, que será necesaria (no incluida) si queremos cargar de contenido el teléfono, limitado a 4 GB y con acceso final a unos 2.6 GB.

El Cink Five cuenta con sus dos únicos puertos (Jack de 3.5mm y microUSB) en su parte superior, con el altavoz centrado en la parte trasera, lo que es también una contra. La tapa trasera se retira, dándonos acceso a su batería extraible de 2.000 mAh, a dos ranuras de tarjeta SIM de formato completo. Otra más para la microSD de hasta 32 GB, que será necesaria (no incluida) si queremos cargar de contenido el teléfono, limitado a 4 GB y con acceso final a unos 2.6 GB.
 
Fuente: xatakandroid

0 comentarios:

iOSdroides Group. Con tecnología de Blogger.